VER MÁS VIDEOS
¿Lo mío es tuyo?
#411

La sabiduría se refleja en las decisiones que tomas en la vida. Cuando viene un sinvergüenza a decir que todo lo que tienes es suyo y se lo das, cuando permites que alguien te robe o destruya tus sueños, eso te hace necio aunque tengas un diploma de la institución académica o religiosa más reconocida del mundo, colgado en la pared. Hay que cuidar lo que Dios nos da. Tienes que pelear por lo que amas, por tus sueños y esperanzas; tienes que aprender a pelear por la justicia, aunque eso signifique tener que provocar la paz en vez de sólo tratar de mantenerla. La fe sin obra, es fe muerta; si tú no emprendes la batalla, si tú no peleas por lo que es tuyo, el Señor no te puede dar la victoria.

Cerco de espinos
#410

El apóstol Pablo dijo: ‘yo estoy luchando todo el tiempo con mi hombre natural’, y nosotros, hoy también transitamos la vida luchando por no pecar, por no caer en tentación, y cuando fracasamos eso nos lleva a vivir con culpa, a pensar que no estamos a la altura para gozar de Su Presencia y peor aún, nos olvidamos de Su gracia; la gracia divina que perdona no una, ni dos veces, sino las necesarias; esa gracia que es ilimitada, sin restricciones ni condiciones. Así como Oseas perdona a Gomer a pesar de sus pecados, así como un padre perdona a su hijo una y otra vez, de igual forma el Señor nos perdona siempre y pone un cerco de espinos a nuestro alrededor para impedir que salgamos de Su camino.

Arena en el zapato
#409

Cuando Dios sale al encuentro de un hombre es porque tiene un propósito y Él sabe que para usarte como canal de bendición tienes que primeramente estar estable, estar bien emocional, financiera, familiar, sentimental y físicamente. Dios no va a enviarte a una gran misión si tu cabeza no se puede enfocar debido a un problema que no te deja pensar en cosas más grandes porque un árbol te está obstruyendo el bosque, o porque tienes arena en el zapato que no te permite caminar sin dolencias. Así que, cualquiera que sea tu problema, ora con fe, alaba al Señor, háblale de lo que te agobia y deja en Sus manos tu vida y tus preocupaciones.

Clases con el Maestro
#408

Nada tiene que ver la inteligencia con la sabiduría. Alguien que estudia sin descanso, que sabe de memoria los versículos y pasajes de la Biblia puede ir por la vida tomando decisiones equivocadas a pesar de ser muy letrado, cuando no tiene una relación directa con el Espíritu Santo y no camina todos los días con el Señor. Caminar con Él es vivir en continuo aprendizaje, es tener un sello distintivo que hace que tu rostro resplandezca y los milagros ocurran en tu vida y en tu familia, es enfrentar situaciones diciendo: ‘¿Qué tengo que hacer, Padre? Guíame en esta tormenta’, en lugar de tomar decisiones independientemente de las enseñanzas del Creador. ¿Quisieras tú hoy comenzar a tomar clases con el Maestro?