VER MÁS VIDEOS
Rewilding (De vuelta a la vida salvaje)
#476

Hay mucha gente que queda atascada en la pobreza, en la enfermedad, en la ignorancia, en el sufrimiento, en el pecado, porque nosotros no nos animamos a salir de nuestra jaula de oro, nos metemos en el zoológico evangélico y ahí nos dedicamos a pelear unos con otros por saber quién tiene la mejor o la peor doctrina, olvidándonos de las almas perdidas. Pero para cambiar a la sociedad necesitamos reinsertarnos en nuestro hábitat natural, volver a la vida ‘salvaje’, volver al mundo para ser sal donde hay sinsabor. ¿Aceptas el desafío?

Superhéroes reales
#475

Daniel es un héroe de la Biblia conocido por su lucha en el foso de los leones… pero el mérito de la victoria no es propiamente de Daniel, puesto que un ángel fue el que cerró la boca de los felinos; lo que realmente es impresionante, es lo que Daniel vivió antes de su encuentro con los leones. Daniel sirvió continuamente al Señor y fue persistente en su fe aun cuando no tuvo respuesta inmediata a sus oraciones… eso es lo que verdaderamente transforma a Daniel en un súper héroe que sabe que el Señor no falla y que nunca nos abandona.

Esto no es todo, amigos
#474

Uno de los aspectos singulares del cristianismo es que el movimiento de su iglesia comienza con la resurrección de nuestro Señor Jesucristo; su tumba está vacía hasta el día de hoy, porque la muerte no lo pudo retener. Al igual que una semilla que se planta para que germine, Cristo muere para vivir por siempre, para que nosotros accedamos a la vida eterna, para que entendamos que la vida terrenal no es todo y la muerte no es un punto final, sino una coma en el plan divino de Dios. Un mensaje imperdible.

Renovarse… otra vez
#473

Una persona que tiene autocontrol de su carácter, de su forma de ser, tiene la capacidad de volver a comprometerse con el Señor en cuanto siente que se aleja de Él. El buen líder tiene la capacidad de renovarse continuamente, de re-direccionarse cuando pierde el camino por haber descuidado sus fortalezas, por haber perdido la alegría o por haber dejado de escuchar Su voz. Si hoy te sientes perdido, tienes que tomar las riendas de tu vida, renovar lo que haya que renovar para regresar ya a casa, porque no hay ovejas que anden por la pradera de manera salvaje y puedan sobrevivir.