VER MÁS VIDEOS
Vivir sin sudor
#431

Si tu pesca no es fructífera, no tienes que pensar que la barca está fallada, tienes que pensar que Cristo nunca se subió contigo a pescar. Cuando te asocias con Dios, vivirás en la bendición de la redención de la cruz y lograrás con menos esfuerzo los frutos que otros logran con sudor, con años de frustración y de trabajo, porque la tierra que pises no estará maldecida ni producirá espinos ni cardos y donde toques se abrirán caminos de bendición y prosperidad. Un mensaje que fortalecerá tu espíritu.

Trimestre de Gloria
#430

En sólo tres meses la vida del granjero Obed Edom cambia radicalmente… de pronto todo le prospera, la tierra se hace más fértil, los lagares y los graneros se multiplican porque la Presencia de Dios entró en su casa; y no sólo las bendiciones llegaron a su vida, sino a la vida de sus hijos y de los hijos de sus hijos. Hay algo especial cuando Jesús entra en tu casa, cuando te transformas en su adorador a causa de su Presencia… el gozo, la provisión y la unción se vuelven parte de tu vida y la de tu familia.

La cobertura
#429

A la mayoría nos han enseñado que si tenemos la cobertura de Dios, nada malo nos puede pasar, y es así que cuando atravesamos tormentas en nuestra vida, sentimos que caímos en un foso y que el Señor nos abandonó. Pero en la vida ocurren accidentes, empresas van a la quiebra y el cuerpo se enferma y lo importante es entender que el Señor se puede valer de un foso para moldearnos y llevarnos a un nuevo nivel. Dios nos ama cuando somos fuertes y cuando somos débiles; cuando nos consideramos muy santos o muy pecadores. Dios nos ama, Su amor no cambia con nuestra circunstancia… y está en cada uno de nosotros confiar en Él en los tiempos de calma y mientras estamos en el foso.

Dos destinos
#428

Con frecuencia confundimos el éxito terrenal con el éxito en el Reino Divino. En nuestra cultura el éxito es sinónimo de logros y de riqueza, pero en el ámbito espiritual no se trata de ganar o perder, sino de mayordomía. Para cumplir nuestro destino es importante obedecer, permanecer en el lugar donde Dios nos puso, a pesar de las crisis y tormentas, a pesar de no ver resultados. El plan de Dios para nosotros es perfecto y todo lo que nos pasa es una preparación para el futuro porque el Señor usa también nuestros ‘fracasos’ para llevarnos a un nuevo nivel de bendición. Un mensaje inspirador.