VER MÁS VIDEOS
Aún ahora
#495

Hay cosas que cuando nos suceden pensamos que son irreversibles y no tienen solución, y entonces dejamos entrar la desesperanza a nuestro corazón. Sin embargo para El Señor todo es posible, aún ahora, a pesar de todo lo que te haya ocurrido o lo malo que hayas hecho. Él siempre puede cambiar la historia de tu vida… pero tienes que creer. Aun cuando sientas que tus sueños están enterrados como lo estuvo Lázaro, Dios los va a resucitar para mostrarte Su gloria y tu vida florecerá como aquel árbol africano que florece a pesar de sequías y palabras en su contra.

Upgrade – Parte II
#494

Si no eres feliz con tu vida, tienes que tomar hoy la decisión de cambiar. El fracaso, la culpa y las limitaciones que nos imponemos nosotros mismos, con frecuencia nos dejan en una estación de la vida donde sentimos que no podemos avanzar más, pero siempre hay un camino que nos lleva a Él. No dudes en avanzar, en meterte en algo más grande que tú, algo en que tengas que necesitar la ayuda sobrenatural del Espíritu Santo para lograrlo. Pide en grande, sueña en grande y recibirás en grande.

Upgrade – Parte I
#493

Josué nunca imaginó que el Señor le iba a dar cuanto pisara la planta de su pie, ni pensó que él tuviera lo necesario para ser un líder, un ganador. Sin embargo Josué contó con el favor del Señor, porque cuando Moisés lo mandó a pelear, obedeció sin dudar, sin importarle no llevarse el crédito de la victoria. Josué actuó de inmediato, arriesgándolo todo por seguir en la Presencia de Dios y esto es lo mismo que debemos hacer nosotros para lograr ser cabeza y no cola.

Momentos sobrenaturales
#492

No vamos a ninguna parte por accidente, por suerte, por efecto de los planetas ni por casualidad. Dios nos ha enviado –o ha permitido que vayamos- al lugar donde estamos ahora, porque Él tiene un propósito para que estemos ahí. El Señor genera conexiones divinas y momentos sobrenaturales que no tienen explicación ni lógica para nosotros, pero que a fin de cuentas nos llevan a cumplir nuestro propósito en la vida, aunque todavía no sepamos bien a bien cuál es. Recuerda: Dios tiene una sincronización divina de las piezas de tu vida y no va a dejarte hasta que no te bendiga y responda todas tus oraciones.