VER MÁS VIDEOS
La era de la ansiedad
#557

¿Qué hacemos cuando nos enfrentamos a un problema sobre el cual no tenemos control?  ¿Preocuparnos, angustiarnos? Hay una cierta cantidad de preocupación saludable, que nos hace ser personas responsables; pero si la preocupación nos hace vivir ansiosos, nos hace ver que todo a nuestro alrededor está gris y borroso, entonces tenemos que recordar lo que el Señor dijo hace más de dos mil años: ‘…No se preocupen por nada, ni qué comerán, ni qué beberán, ni siquiera qué ropa vestirán ¿No tiene acaso vuestra vida más valor que la comida? Y vuestro cuerpo ¿no vale más que la ropa?’. Aprendamos a vivir entregándole a Él nuestras cargas; viajemos liviano y en paz, fortalecidos por nuestra fe en Su gracia y Su amor.

La plataforma giratoria
#556

Las Escrituras presentan numerosas historias de gente que piensa que fue llamada por el Señor para un propósito y en un punto de su vida Dios les cambia la dirección, como si los pusiera en una plataforma giratoria. Similarmente, llegará un momento en que tu plataforma va a girar y tú tienes que estar fuerte emocional y espiritualmente para soltar lo que tienes, para decir, como dijo Juan: es necesario que Él crezca para que yo mengüe’. Hoy tienes que estar dispuesto a no aferrarte a lo que te da seguridad y a emprender el nuevo camino en fe, con la certeza de que lo mejor está por venir.

Sin bandera
#555

Si imaginaras que tu vida fuera una barca ¿cuál sería la bandera que te identificaría? Para algunos puede ser el temor, el abuso, una adicción escondida, la falta de estima, la mediocridad, o el éxito mal entendido… Todas esas banderas impiden que logres vivir la sobrenaturalidad del Creador, pero nunca estás muy viejo ni muy joven para emprender el camino del Señor. No cargues una bandera de divorciada, alcohólico, solterón, abusador, inválido. Recuerda que tú puedes cambiar; tira todas las banderas negativas de tu barca y navega sin bandera: sin miedos, sin frustraciones y sin limitaciones, para que puedas llegar a ser lo que el Señor quiere que seas.

El secreto del evangelismo
#554

La esencia de un cristiano no se ve cuando está en la iglesia, la esencia de un cristiano se ve bajo presión, cuando está en situaciones adversas y difíciles.  Pablo y Silas están cantando y alabando al Señor, haciendo un evangelio subversivo y transformador, aun cuando están presos. Y su comportamiento ablanda el corazón del carcelero hasta el punto que él rogará que le digan cómo puede ser salvo. Entender que Dios es bueno en los días de recesión y en los días de provisión, y tener contentamiento en medio de las tribulaciones, es el secreto del evangelismo. Un mensaje para reflexionar.