VER MÁS VIDEOS
Ciega obediencia
#480

La mayoría de los milagros requiere una acción de ciega obediencia, como lo hizo el ciego cuando Jesús lo envió a caminar al estanque a lavarse los ojos. Una ciega obediencia puede iniciar el nuevo capítulo de tu vida. Por eso un padre que ve que su hijo no sana, alguien que no logra tener el trabajo que ha soñado, quien todavía espera por una resolución en el banco por un préstamo que no llega, caminan hacia el estanque cada vez que agradecen al Señor por lo que tienen, porque entienden que tarde o temprano Dios se va a glorificar, sea que el estanque esté en esta tierra o en el cielo.

La sala de espera de Dios
#479

Si tuviésemos que resumir la vida en una frase, quizás la más apropiada sería que la vida es ‘la sala de espera de Dios’ donde aguardamos la respuesta a nuestras oraciones de igual forma que aguardamos en la antesala a que el médico nos atienda. Y es en esta espera que debemos permanecer adorándolo, confiando en Él, viviendo en fe y recordando que mientras nosotros esperamos, Él trabaja para aligerar nuestros pesares, cambiar los diagnósticos negativos, enmendar finanzas y restaurar relaciones.

Siempre estuvo allí
#478

Cuando no estás contento contigo mismo, cuando te vives quejando, te puede pasar que tengas ceguera espiritual y no veas el árbol que tiene la solución para tus problemas, como le pasó a Moisés que no veía el árbol con el que podía endulzar las aguas amargas. Dios no responde a la lástima; deja de llorar, mira a tu alrededor y tómate el tiempo para reflexionar sobre tu vida, sobre lo que tienes.. y tal vez encuentres un árbol que siempre ha estado allí… y no habías visto.

Vamos a ver qué pasa
#477

Si tu felicidad está en función de las próximas vacaciones, de la alianza que alguien ponga en tu dedo, del aumento de salario, a un paso de enamorarte o a un cheque de escribirse, entonces estarás en la larga lista de la gente frustrada que camina por el desierto simplemente con la promesa ‘vamos a ver qué pasa’… ¿No será que tu sueño se tarda en cumplir porque sin querer te has hecho un dios ajeno llamado ‘dinero’, ‘jubilación’, ‘matrimonio’, ‘enamorarte’, ‘hijo’, ‘casa’, ‘viaje’…? Es hora de que pongas a los pies del altar tus sueños y recuperes la fe en el Señor, porque Él es tu sustento y el que tiene tu futuro en Sus manos.