VER MÁS VIDEOS
Entrevista con el enemigo
#587

Cuando Dios da una indicación, nunca nos pone limitaciones; por el contrario, nos da libertad y lineamientos que nos protegen de cometer equivocaciones. Sin embargo, el enemigo con una gran sutileza, siempre está intentando cambiar las palabras del Creador para meter la duda en nuestra mente y en nuestros corazones, y si lo escuchamos terminamos siendo inseguros, sin fe en nosotros mismos y, lo que es más grave aun, dejamos de creer en Su amor y en Su misericordia. Y entonces ¿qué podemos hacer cuando el enemigo nos habla?… ¡Un mensaje que no te puedes perder!

Traseros de bueyes
#586

La primera aparición de Eliseo en las Escrituras no lo describe como un profeta, o como alguien excepcional; por el contrario, lo describe como un hombre común, dedicado a cuidar una yunta de bueyes. Eliseo se levanta cada mañana y va siempre al final de la yunta, tragando polvo, oliendo estiércol y viendo a su paso los traseros de todos los bueyes delante de él. Así como Eliseo, muchos nos sentimos en medio de la rutina, metidos en una relación o en un trabajo donde sólo permanecemos por costumbre o por cumplir un horario y, sin darnos cuenta, hemos perdido nuestros sueños y propósito. Sin embargo, debemos recordar que todo cambia para Eliseo cuando Elías le tira el manto; así cambiará nuestra vida si decidimos seguir Su voz y si liberamos nuestra mente de ataduras para enfocarnos en Él.

Rodeados – Parte II
#585

En ocasiones nos sentimos solos ante la vida, no porque esa sea la realidad, sino porque tenemos los ojos cerrados y no nos damos cuenta que el Señor está, ha estado y estará presente siempre. Siempre hay ángeles rodeando nuestra economía, nuestras finanzas, nuestros hijos, nuestra salud; puede ser que tengamos algunos días grises, pero los días soleados son más. Abre tus ojos espirituales, como hizo Geizi ante el ejército enemigo y así podrás ver, al igual que él, al ejército más grande que está a tu lado en las batallas. Recuerda: no estás solo, te está protegiendo el Señor.

Rodeados – Parte I
#584

Las personas negativas, las frustraciones, la presión social para que seamos ‘normales’, pueden de momento hacernos sentir que estamos rodeados por el enemigo, sin escapatoria alguna. Y cuando nos sentimos rodeados, vivimos con incertidumbre y temor, haciéndonos vulnerables a creer las cosas negativas que nos dicen y que lastiman nuestra estima. Si hoy te encuentras al borde del barranco, debes recordar que no estás solo y nunca estarás solo, porque el Señor está contigo y pelea tus batallas por ti. La primera parte de un mensaje para recargar tu espíritu.