VER MÁS VIDEOS
#37 | Historias mínimas
#

El Señor siempre trató de evitar las multitudes. Él anduvo con algunos pocos tipos, curó a un par de leprosos y a uno o dos paralíticos y a un tipo ciego. Hizo algo de vino, ayudó a tres o cuatro mujeres, resucitó a uno o dos muertos, calmó a uno o dos locos, hizo una escena en el templo, dijo algunas cosas sorprendentes y luego desapareció. ¿Qué hubiese hecho de haberse quedado cuarenta años y con esta tecnología? Cuando la historia se escribe con detalles pequeños.

#36 | Los favoritos de Dios
#

Dios no hace acepción de personas… pero ¿y si Dios tuviese favoritos? Cuando tienes un propósito que cumplir y una misión que debe ser llevada a cabo, Él envía a sus ángeles a brindarte una «protección especial». El avión no se cae, si tú viajas en él; la empresa no quiebra si tú trabajas en ella; el matrimonio no fracasa si tú formas parte de él. Alentador y emocionante.

#35 | Canta tu canción
#

¿Por qué crees que si Jesús sanó a diez leprosos, solo uno volvió agradecido? Y casualmente quien regresó era el menos religioso. Imagínate a un leproso que tiene que entonar una canción de agradecimiento, aún cuando todavía no se ha sanado. Sea lo que fuere que te esté sucediendo, luego de este mensaje, nunca dejarás de cantar tu canción. Un mensaje de acción de gracias inolvidable.

#34 | Arena en el zapato
#

¿Qué pasaría si tuvieses un jefe que te habla de los millones que está ganando la empresa pero no te paga tu merecido salario? Muchas veces pensamos que a Dios solo le interesa que hagamos su obra pero a Él no le importan nuestros pequeños problemas. Vas a conocer a un Dios que arregla tus detalles mínimos antes de hablarte de los grandes asuntos del Reino. Revelador.