VER MÁS VIDEOS
#47 | La última frontera
#

En nuestros miembros hay una inclinación hacia el deseo, que crece como una fiera. Con irresistible poder se apodera de la carne, e inmediatamente el fuego latente, es encendido. La carne arde y está en llamas, el gozo de Dios en nosotros se extingue y lo buscamos en la lujuria. En ese momento Dios es bastante irreal para nosotros, Él pierde todo sentido para nosotros. Ahora Satanás no nos llena de odio hacia Dios, sino de olvido… y entonces ocurre lo que no querías…y cruzas la última frontera.

#46 | Antes que la lámpara se apague
#

Cada decisión fallida, pone el fundamento para la decisión siguiente. Prometemos cientos de cosas que nunca cumplimos, pero increíblemente eso fue manteniendo la lámpara encendida todos estos años. Debes tomar una decisión a la vez, aunque pequeña, porque eso también es crecer. Aunque sean líneas erráticas. Vas a descubrir el modo de mantener la llama sagrada, aunque se te vaya la vida en ello. Un mensaje impactante que te confrontará contigo mismo.

#45 | ¿Qué haces aquí?
#

Si alguna vez has sufrido de falta de concentración, insomnio, tristeza profunda, falta de motivación, vacío interior, pérdida de interés por las cosas pequeñas de la vida, pérdida de energía, fatiga constante, cansancio, irritabilidad, bajo nivel de productividad, imposibilidad de tomar decisiones importantes, olvidos, dolores musculares y desinterés sexual…entonces este es el mensaje que no puedes dejar de ver. Para aquellos que se meten en la cueva de una depresión profunda y no encuentran como salir.

#44 | Polizontes a bordo
#

Se supone que todos vamos a remar hacia la misma dirección o alguien tendrá que ser echado a los tiburones. Nos detenemos en Jonás cuando iba a bordo del barco rumbo a Nínive, pero pocas veces pensamos en el capitán de esa embarcación, que lo perdió todo por tener a un…polizonte a bordo. Uno de los mensajes más directos de Dante y acaso uno de los más frontales. Si eres un polizonte de la visión, vas a causar una catástrofe. Cómo detectar a quienes están fuera de la voluntad de Dios y lo que es peor… ¡en tu barco!