VER MÁS VIDEOS
#71 | Crónica de un milagro
#

Su secretaria es un poco seca, pero él tiene una sonrisa cálida que le quitaba el temor a cualquiera que entrara en su oficina. Tiene diplomas colgados en la pared y una silla giratoria de cuero. Su matrimonio no es ejemplar, pero mejor que la mayoría. Pastorea una iglesia de buen número, su nombre es respetado. Es bueno en los deportes y su iglesia cumplirá 20 años; le faltan diez años para jubilarse y vivir su otoño con suaves vinos y nietos juguetones. Hablamos de Jairo, y no podrás creer cuando lo escuches contar el testimonio en primera persona, del milagro que cambió su vida. Asombroso.

#70 | El tercer día
#

Cuando José estaba en la cárcel le dijo al copero: “Dentro de los próximos 3 días el faraón lo indultará a usted y volverá a colocarlo en su cargo”. Moisés le dijo al faraón: “Debemos hacer un viaje de 3 días hasta el desierto, para ofrecer sacrificios a Jehová”. Abraham tenía que sacrificar a su hijo a los 3 días de camino. La Reina Ester ayunó por tres días para buscar liberación por su pueblo. Jonás estuvo tres días dentro del vientre del pez antes de ser vomitado. Fue en el tercer día que el Señor dejó la tumba vacía. ¿Qué misterio encierra el tercer día? ¡Te vas a sorprender!

#69 | Baja de la barca
#

Hay una pregunta que debemos hacernos periódicamente para saber si estamos saliendo de la barca en algún área de nuestra vida: “¿Qué estoy haciendo que no podría hacer sin la intervención de Dios?” ¿Cuál es tu barca? Puede ser cualquier cosa que represente seguridad y firmeza para ti. Es cualquier cosa que te mantiene cómodo. Cualquier cosa que te aleja de la gran aventura del discipulado. ¿Quieres saber cuál es tu barca? Tu temor te lo dirá. ¿Qué es lo que más te produce temor, especialmente cuando piensas en dejarlo atrás y caminar hacia delante en fe?

#68 | Ricardo Montaner
#

Nos visitó el famoso cantante y nos hizo llorar al compartirnos cómo Dios llegó a su vida a través de la vida de un niño agonizante en Uruguay. El hombre que vivía el éxito más arrasador, necesitaba a Cristo en su corazón. Un Montaner sincero, franco, directo. Más de cinco mil personas presenciaron el testimonio del argentino/venezolano en su única presentación en una Iglesia cristiana. El día histórico en que cientos de personas entregaron su corazón al Señor, solo por oír una crónica de vida sincera.