VER MÁS VIDEOS
#68 | Ricardo Montaner
#

Nos visitó el famoso cantante y nos hizo llorar al compartirnos cómo Dios llegó a su vida a través de la vida de un niño agonizante en Uruguay. El hombre que vivía el éxito más arrasador, necesitaba a Cristo en su corazón. Un Montaner sincero, franco, directo. Más de cinco mil personas presenciaron el testimonio del argentino/venezolano en su única presentación en una Iglesia cristiana. El día histórico en que cientos de personas entregaron su corazón al Señor, solo por oír una crónica de vida sincera.

#67 | Efecto colateral
#

Esta es la historia de los efectos que puede producir la unción. Mata a un hombre, amarga a una mujer, prospera a un campesino y hace bailar a un rey. Vas a ver que el rey David no baila tap como Fred Astaire. En términos hebreos es Zorba el griego, salta, gira, danza; y baila en su sagrada ropa interior. ¡Imagina al presidente Americano bailando en calzoncillos en la avenida Pensilvania! Es que un corazón reverente y unos pies danzantes pueden pertenecer a la misma persona. David no baila en ningún otro momento de su vida; no bailó sobre Goliat, no inauguró su período de rey con un vals…pero cuando Dios llegó a la ciudad, ¡no pudo parar!

#66 | Fuimos soldados
#

Hay gente tan agotada que colapsa justo antes de la última batalla. Meses atrás marchabas resuelto…hoy la fatiga te consume. No puedes juntar fuerzas ni para salvar a tu propia sangre…por eso ya no evangelizas ni a tu familia. El desaliento de las continuas derrotas, un divorcio, un pecado o un hábito te pueden dejar a la orilla del arroyo que debías cruzar. Pero… ¿me creerías si te digo que aún si abandonas esta última misión seguirás siendo un soldado? Una revelación sorprendente: los que tenemos fuerzas y los que estamos agotados, ¡ambos fuimos soldados!

#65 | Boeing 7:47
#

¿Conoces a alguien que necesita un manto de amor? ¿Alguna vez oíste a chacales humanos destrozar el testimonio hablando mal de un amigo tuyo? ¿Te quedaste callado cuando no tenías nada bueno para decir porque querías protegerlo con un manto de amor? Cuando llegues al final de tu vida, no vas a abrazar el título universitario que está en la pared ni vas a pedir que te lleven a la cochera para sentarte en el auto. Lo que importará es la gente que te rodeará, los que componen tu mundo, por eso necesitamos ser parte de la sociedad de la milla extra.