VER MÁS VIDEOS
Clase turista
#685

El aislamiento mata al amor y sofoca toda humildad, compasión y generosidad de espíritu. Jesús no llamó a sus seguidores para que vivieran en cuarentena, los llamó para ser un hospital que acoge a todos los enfermos. No hubo, ni hay, distinción de clases para Jesús. Es por eso que, si acaso tienes un título, debes usarlo para servir a los que crees que merecen viajar atrás, en ‘clase turista’. Vamos, quítate la túnica, cíñete una toalla y ponte a lavar pies…. Y si te cuesta hacerlo, es porque nunca has conocido a Jesús como tu Salvador.

La Hoguera de las Vanidades
#683

Todos en algún momento hemos sentido envidias y rencores; sin embargo, debemos recordar que somos siervos escogidos de Dios para bendecir y hacer mejor la vida de otros. El siervo debe esperar un trabajo duro y simplemente hacer lo que tenga que hacer, sin quejas ni exigencias. Si vamos por la vida anhelando el gozo que le pertenece a otros, terminaremos sin gozo alguno. ¡Luchemos cada día por encontrar el equilibrio entre una estima sana y la humildad, que nos ayude a no quemarnos en la hoguera de las vanidades!

Algo Habrás Hecho
#682

Con frecuencia el sufrimiento causado por dolorosos e inesperados acontecimientos nos lleva a cuestionar nuestras creencias más básicas acerca de Dios y a preguntarnos qué hemos hecho para merecer el castigo del Señor. Sin embargo, en esos oscuros momentos debemos recordar que el dolor es parte de la vida; que habrá días buenos y días malos, pero no estaremos solos en nuestro caminar. El Señor estará con nosotros todos los días enjugando nuestras lágrimas, porque Él comprende nuestro dolor, a causa del dolor de Su hijo en la cruz.